Cómo mejorar la memoria

como mejorar la memoria

Cómo mejorar la memoria antes de un examen.

Estar listo para un examen, ya sea para pasar una materia o como parte del proceso de admisión a la universidad, requiere de estimular la memoria y ayudar a que nuestro cerebro pueda asimilar grandes cantidades de datos y, además, analizarlos.

Afortunadamente, existen diferentes trucos o técnicas que te ayudarán a conseguirlo, estos recursos son fáciles de poner en práctica y no representarán una carga extra, a la hora de prepararte para una prueba.

El error más común a la hora de prepararse para un examen

La mayor parte de los estudiantes usan como “técnica” de estudio, repasar y tratar de memorizar todo lo que sea posible. En realidad, esta no es una técnica ni un método sistematizado de estudio. Puede resultar útil, sí, pero no es funcional y a mediano plazo, puede ser que, a la hora de presentarte para el examen, ya hayas olvidado gran parte de la información que repasaste.

4 Técnicas para concentrarse y mejorar la memoria para un examen

Organiza tu espacio y tiempo

Trabajar en un ambiente organizado, limpio y libre de distractores es básico para poder concentrarte mejor. Es importante que este sea un ambiente lo más privado posible y en el que te sientas cómodo y tranquilo.

Organizar tu habitación y tu escritorio, ayudarán a que tu mente se sienta más organizada y si además, dedicas tiempos específicos a temas o materias por medio de un plan de trabajo, todo será más orgánico y fácil.

Haz canciones

Si tienes dificultad para recordar datos históricos como fechas o nombres, o si es común que olvides procesos o fórmulas científicas, haz una canción o una melodía. No es necesario que la cantes en voz alta, con que la tengas en mente, es suficiente.

Desde que somos pequeños, la música tiene un lugar muy importante en la adquisición de habilidades o valores personales, de ahí la relevancia de las canciones didácticas en la infancia. Este recurso es bastante práctico y útil pues es sencillo y fácil de asimilar.

Haz mapas mentales

Para ciertos temas o materias, te resultará muy útil realizar mapas mentales, con los cuales puedes generar visiones generales de tópicos particulares. Por otro lado, si bien leer la información es útil para la memoria, escribirla sin copiar es mucho más útil.

Esto quiere decir que cuando quieras memorizar un tema, no debes transcribir o copiar datos; después de una lectura de comprensión, debes plasmar todo lo que hayas captado en un mapa mental y posteriormente compararlo con la fuente original.

De esa forma podrás detectar cuáles son los datos que más tiendes a olvidar y utilizar estos mapas mentales como guía de repaso.

Haz un simulacro de examen

Puedes hacer trivias o tus propios simulacros de exámenes. Este ejercicio puede resultar más práctico si te juntas con uno o varios amigos y cada quien realiza una parte del examen simulacro o trivia.

Realizar este tipo de ejercicios, te preparará mejor para cualquier prueba y evitarás que los nervios te traicionen, pues antes del examen ¨verdadero¨, tú ya pasaste por varios ejercicios de prueba.

La memoria también es cuestión de hábitos

Mejorar tu memoria y concentración no depende solamente de realizar ejercicios, tus hábitos personales serán también importantes.  Por ejemplo, es importante mantenerte hidratado o evitar consumir azúcar que puede generar episodios de ansiedad o excitación.

De igual forma, es importante que tengas un ritmo de sueño adecuado, así como practicar algún deporte o disciplina que te permita usar tus habilidades blandas en otros ámbitos.

Read Previous

Mitos sobre la vida universitaria

Read Next

Conoce el Centro de Bienestar: Universidad La Salle