Si ya elegiste tu licenciatura prepárate para tu examen de admisión

Empieza armando un calendario y una estrategia de estudio

¡Felicidades! Haz dado el primer paso para diseñar tu futuro. Estudiar una licenciatura te dará las herramientas necesarias para iniciar tu carrera y convertirte en un Profesional con Valor capaz de transformar el mundo en esta nueva realidad. Ahora que elegiste una opción, debes prepararte para hacer tu examen de admisión con éxito, no sólo en la parte académica o mental, sino también en la anímica y física.

Arma una estrategia basada en tus métodos particulares de estudio, las materias o áreas que debes estudiar, el tiempo con que cuentas y un calendario con horarios establecidos. Si logras cumplirlos, no terminarás cansado o con ganas de tirar la toalla y al final, tendrás más posibilidades de contestar bien el día del examen. 

De acuerdo con especialistas consultados por la BBC de Londres, debes tomar en cuenta lo siguiente:

Planifica- Empieza a estudiar al menos un mes antes, evita dejarlo para el último momento porque el estrés del tiempo puede traicionar tu memoria. Estudia primero las materias que más se te dificultan. Establece un horario fijo, de preferencia por las mañanas para tener la mente fresca e incluye pausas.

Crea espacios- Elige un lugar donde puedas concentrarte, sin dispositivos que puedan distraerte y pide que no te interrumpan. Distribuye tus sesiones: es mejor estudiar un tema una hora durante 10 días, que durante 10 horas en un solo día.

Diseña tácticas- Para materias que requieran memorizar datos puedes hacerlo repitiendo éstos con el tono de una de tus canciones favoritas. Otras técnicas contemplan el uso de tarjetas como en el juego de memoria o puedes hacer mapas mentales, estudiar en grupo o grabarte a ti mismo hablando para luego reproducirlo.

Haz un plan saludable de estudio- Durante tu período de preparación sigue una dieta rica en proteínas para estimular tu cerebro, programa momentos de descanso o relajación y realiza ejercicios de estiramiento corporal. Esto ayudará en la retención de información. Evita desvelarte estudiando y aléjate de las pantallas en la noche.

Autoexamínate- Este método es una de las mejores formas de reforzar tu capacidad para recordar información y para entender un concepto, no sólo memorizarlo, así como para detectar errores de conocimiento. Puedes hacer resúmenes o aplicarte pequeños exámenes al final de cada sesión. 

Evita distracciones- Si quieres tener resultados en tu estrategia de estudio, definitivamente saca del lugar que elegiste todo lo que impida tu concentración, empezando por tu teléfono, evita ver tus redes sociales o tener a la mano plataformas de videojuegos, series o películas. 

Sé positivo- Ya cuentas con buenas recomendaciones para preparar tu examen, así que puedes estar tranquilo y confiar en tus capacidades. Incluso si tienes un mal día durante tu proceso o un día antes, evita que eso te afecte en tu desempeño posterior.

El día del examen duerme al menos ocho horas y desayuna bien. Responde de corrido y si te atoras en una pregunta, regresa a ella al final. Ignora lo que sucede a tu alrededor, enfócate en lo tuyo. Si sientes nervios o te estresas de pronto, respira profundo y cuando te calmes continúa. Revisa muy bien todo antes de entregar y listo ¡te veremos pronto en nuestras aulas!

Read Previous

¿No te has decidido por una opción? Estudia una carrera del futuro