Los proyectos de aprendizaje: una apuesta por el futuro

¿Qué se entiende por innovación? ¿A qué necesidades deberá responder una institución educativa, antes de considerarse “innovadora”?

En ocasiones, las metodologías evolucionan por delante del propio desarrollo educativo, incorporando a las personas y comunidad en torno a los alumnos en la construcción del conocimiento.

Los proyectos de aprendizaje son herramientas que permiten a los docentes facilitar el proceso de enseñanza. Es importante señalar que el P.A (proyecto de aprendizaje) resulta de las necesidades reales del alumno y la comunidad, además de que trata de resolver las carencias presentes en los planteles educativos.

El ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) desafía a los alumnos a resolver situaciones o responder a preguntas, haciendo uso de sus conocimientos y recursos. De igual forma, promueve el desarrollo endógeno a partir de actividades didácticas, debido a que las decisiones o el tema de investigación son ideas del mismo grupo.

No existe un único modo de entender y asumir los Proyectos de Aprendizaje, puesto que son estrategias pedagógicas flexibles. Se puede comenzar realizando proyectos de aula para obtener enseñanzas significativas, mediante el trabajo en equipo y la creatividad.

Entre los objetivos principales de esta metodología, se encuentran:

  • Integrar contenidos de diferentes áreas a los contenidos curriculares.
  • Desarrollar la curiosidad de los estudiantes.
  • Encontrar respuestas a las diferentes situaciones del entorno.
  • Educar para la vida, formando personas para la toma de decisiones.

Se estima que este modelo de enseñanza logrará una gran relevancia en el futuro inmediato, por sus implicaciones de inclusión, tolerancia, empatía, civismo y proyección social, siempre con un producto final relacionado con mejorar o ayudar a la comunidad.

Entre los beneficios de esta modalidad, podemos mencionar:

  • Atención a la diversidad.
  • Autonomía.
  • Autoestima.
  • Capacidad de escucha y de reflexión.
  • Sentido de pertenencia y comunidad.
  • Habilidades sociales.
  • Educación emocional.
  • Competencias organizativas y de gestión del tiempo.
  • Competencia digital.
  • Competencias lingüísticas y comunicativas.

¿Cuál es el papel del docente en el ABP?

Cualquier docente ha desarrollado algún proyecto en la práctica; sin embargo, existen claves para su diseño e implementación curricular.

Dependiendo de la etapa y tipo de proyecto, el profesor asumirá diferentes roles, pero siempre deberá ser guía y observador. 

Si la realidad es compleja, no podemos pretender aprender a base de simplificaciones. Los proyectos permiten a los estudiantes acercarse a ella con sentido y significado

En conclusión, podemos destacar que en los proyectos de aprendizaje:

  • El alumno es el protagonista, puesto que el proyecto depende de sus capacidades para llevarse a cabo.
  • Obtenemos un aprendizaje activo, al desaparecer la docencia unidireccional, donde el profesor se limita a explicar y el alumno a escuchar.
  • Existe la verdadera inclusión, pues aquí todos los alumnos colaboran y participan.
  • El trabajo en equipo es fundamental, al fomentar el diálogo y la puesta en común de ideas; contribuyendo así al desarrollo y avance social. 

¡Toma esta oportunidad de impactar al mundo desde la educación! Inscríbete al curso “Diseño de proyectos de aprendizaje” y elabora esquemas y planes de formación, a partir de retos adaptados al contexto actual. Tu momento de dejar huella es este. 

 

Grandes Ideas, Futuros Posibles

Read Previous

Capacita a tu equipo en educación y aprendizaje para fortalecer sus habilidades colaborativas