El balance personal y profesional en el Home Office

El-balance-personal-y-profesional-en-el-Home-Office

Decídete a transformar el mundo profesional.

El trabajo desde casa, también conocido como teletrabajo o home office, puede ser una excelente opción para mejorar la flexibilidad y la eficiencia en el trabajo, pero también puede presentar algunos desafíos cuando se trata de mantener la organización y gestión del tiempo. 

Las nuevas tecnologías permiten estar lejos, pero a la vez, muy cerca a través de plataformas de videoconferencia, archivos y contenidos de trabajo almacenados en la nube, diversos medios de mensajería instantánea o programas para mantener un manejo adecuado de tareas por hacer.

Además, contar con un equipo de cómputo y conexión estable a internet, ha asegurado que la posibilidad de trabajar en cualquier lugar distinto al escritorio de una oficina sea una tendencia creciente, tanto para las empresas como para los profesionales.  

Diversas empresas han comprobado que los empleados que trabajan en esta modalidad son 45% más productivos que los que asisten a la oficina con un horario establecido, pero aunque en su mayoría estas empresas trabajan un plan mixto o bien llamado “híbrido”; la gestión del tiempo y la productividad son la clave en cualquier entorno de trabajo y especialmente en este modelo a distancia. 

Beneficios de la organización del tiempo en el trabajo:
El uso adecuado del tiempo de nuestras actividades es muy importante, ya que aporta muchos beneficios a nuestra actividad laboral y nuestra vida diaria.

  1.  Flexibilidad de horario 
  2. Administrar tu tiempo conforme a tu productividad
  3. Ahorro en transporte, comidas y horas de tráfico. 
  4. Posibilidad de dedicar tiempo en actividades personales, de habilidades y conocimientos profesionales.
  5. Reducción de estrés y mayor tiempo en familia. 
  6. Disminuye la huella de carbono al evitar el uso diario de vehículos.

Consejos para mejorar la productividad durante el Home Office:
Establecer un lugar de trabajo cómodo y alejado de su zona de descanso.
Tener un espacio dedicado para las horas laborales puede ayudar a establecer una mentalidad de trabajo enfocada y a minimizar las distracciones. 

  1. Definir un horario o rutina de trabajo:
    Establecer un horario determinado de trabajo y tratar de cumplirlo, influye en mantener la disciplina, la organización y la productividad.
  2. Hacer pausas regulares:
    Trabajar sin descanso puede ser contraproducente. Tomar espacios de 15 minutos cada dos horas de trabajo, beneficia para recargar energía, despejar la mente para generar nuevas ideas, mejorar la atención y productividad.
  3. Mantener contacto con tu equipo y compañeros de trabajo:
    Trabajar de manera híbrida o remota, puede hacerte sentir aislado en ciertas ocasiones, por lo que es importante socializar con tu equipo y compañeros de trabajo a través de videollamadas o llamadas telefónicas.
  4. Priorizar tareas y establecer metas:
    Ponerte metas claras y determinar la prioridad de diversas entregas de proyectos, permite enfocar tu energía y tiempo en lo que es más importante sin contrarrestar la productividad.

Esta evolución de la vida laboral ha brindado la posibilidad de trabajar desde casa, impulsando un mejor ambiente laboral al crear un equilibrio entre la vida personal y profesional. 

Para ello, en Universidad La Salle, durante el curso empresarial GESTIÓN DE TIEMPO Y PRODUCTIVIDAD EN HOME OFFICE, conocerás las herramientas necesarias  para implementar las estrategias que favorezcan la organización y el balance para obtener los resultados de una adecuada gestión del tiempo durante el trabajo virtual. 

Grandes Ideas, Futuros Posibles.

Read Previous

Relaciones Internacionales: Profesionistas sin fronteras